Valoración del Usuario: 0 / 5

estrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactivaestrella inactiva
 
Share

Moscú-  Personalidades rusas y belarusas multiplican hoy esfuerzos en solidaridad con tres antiterroristas cubanos presos en Estados Unidos, tras la presentación en ambas naciones del documental "Me dicen Cuba".

La obra producida por el Instituto de Cine de ese país (ICAIC) fue  presentada en Moscú y Minsk por su director, Pablo Massip, y en ambos casos provocó elogios y un amplio debate con la participación del artista.
Exhibida en la Casa del Cine de Moscú ante cientos de realizadores, críticos y especialistas del sector, el largometraje fue reconocido por sus valores estéticos y de contenido.
Ante los asistentes, Massip afirmó que solo el odio contra un país que decidió ser independiente y la irracionalidad imperante en sectores norteamericanos explican una sanción evidentemente política como las dos cadenas perpetuas a que fue condenado Gerardo Hernández.
Junto a Ramón Labañino y Antonio Guerrero, Hernández continúa encarcelado en Estados Unidos desde hace más de 15 años por dar seguimiento a grupos extremistas que desde ese país planifican, financian, organizan y ejecutan actos de terror contra la isla.
Recordó que René y Fernando González, quienes cumplían también esa misión, regresaron ya a Cuba después de extinguir completamente sanciones superiores a los tres lustros.
Como director de productos audiovisuales fue un honor que me invitaran a realizar el "making off" de la producción de un álbum doble con obras dedicadas a los Cinco, como se les conoce en todo el mundo, interpretadas por casi 70 músicos de la actual vanguardia artística cubana, explicó.
Indicó Massip que cuatro de las canciones incluidas en esos dos discos compactos son poemas de Antonio Guerrero musicalizados por los protagonistas del documental, lo cual evidencia que Washington también viola los derechos humanos de un artista de noble corazón y gran sensibilidad.
En Minsk, su estreno se efectuó ante cerca de un centenar de jóvenes estudiantes de la Academia de Dirección Adjunta al Presidente de la República, y fue tal la aceptación que motivó una segunda presentación en una colmada sala del cine teatro Belarús
Ante estudiantes universitarios, jóvenes integrantes de organizaciones políticas, líderes del movimiento de solidaridad con Cuba y diplomáticos latinoamericanos acreditados, intervinieron Massip, el embajador de Cuba, Gerardo Suárez, y el primer secretario del Partido Comunista de Belarús, Igor Karpenko.
Tras la ovación del público, el realizador cubano respondió preguntas del numeroso público.
En sus intervenciones, los activistas del movimiento solidario exhortaron a los presentes, fundamentalmente a los jóvenes, a utilizar las vías digitales para exigir la libertad de Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero.
Los directivos del canal de televisión por cable Minsk.24Dok expresaron interés en incluir próximamente en su programación el documental.ç

Con información de Prensa Latina

Share